Tipos de plantas para acuario.

Uno de los más relevantes aspectos para los acuarios, sumado a los peces que alegran las aguas del mismo, son los tipos de plantas para acuarios los cuales se diferencian en multitud de aspectos con respecto a las plantas que se ubican en tierra.
Estas entidades poseen un papel fundamental para el bienestar del ecosistema del acuario en general, pues cumplen importantes funciones tales como purificadores del agua al absorber la suciedad y para brindar refugio para los peces.
Sumado a esto, se encuentra el hecho de que las plantas generan la abundancia de una especie de microorganismos que se conoce como los infusorios, a pesar de su imperceptible tamaño, son una fuente de alimento para los peces dentro de la pecera.

La vegetación tapizante

La vegetación de tapicería es uno de los más comunes tipos de plantas para acuarios, su crecimiento se genera en la anchura del recinto en que se hallen los peces, no desarrollan una gran altitud, genera un piso para el acuario.
Para esta clasificación de vegetación se pueden utilizar los helechos acuáticos, conocidos también como Eleochoaris acicularis, y su variedad de Elechoaris párvula, la Glossostigma elatinoides, entre muchos otros.

La vegetación que se encuentra en flotación.

Este es otro tipo de planta para acuario, al contrario de la mencionada con anterioridad, esta clase de cuerpos vegetales se generan en la superficie del agua, sumamente importantes para generar y mantener el ambiente dentro del recinto.
Son entidades muy importantes ya que se dedican a consumir los nitratos del agua, no obstante, crecen con bastante velocidad, por lo que para mantener un ambiente apropiado en el interior del acuario, se debe estar al pendiente para su mantenimiento.
Existen gran variedad de plantas flotantes, aunque unas cuantas han sido categorizadas como invasoras, por lo que su utilización ha sido restringida en Europa, entre esta clase de vegetación es posible mencionar:
Las Limnobium Laevigatume, las Azollas Carolianas (Helecho de mosquito), Riccia Fluitans, la Trapa Natans (Castaña de agua) entre muchas otras, la vida acuática depende en gran medida de esta clase de vegetación.

La familia de los musgos.

Los musgos son el tipo de planta para acuario más común que se puede encontrar en esta clase de recintos para peces, usualmente se encuentra sobre cuerpos sólidos tales como rocas, son capaces de sobrevivir en casi cualquier condición.
No obstante, no son un género vegetal muy extenso, la variedad de especies no es tan basta como las anteriores, entre las principales clases de musgos que se pueden encontrar se evidencian la Tortula Ruralis (Star Moss).
Así como también la Fontinalis Antipyretica (Willow Moss), Plagiomonium affine (Pearl Moss), entre otros, todos son perfectamente capaces de establecerse en los acuarios sobre cualquier superficie, agregan un importante efecto para el ambiente.

Las plantas de estilo rosetas.

Los seres vegetales de esta clase se desarrollan de manera horizontal, su altura no suele ser destacable, por su manera de crecer, es común verlas en las partes centrales del recinto de los peces, es una vegetación muy elegante.
Es posible destacar entre ellas la Blyxa Japonica, las Anubias nana, la Pogostemon helferi, entre otras que se encuentran categorizadas bajo este mismo género.

Las plantas acuáticas que poseen tallos.

Las plantas que poseen tallo crecen hasta una altura ciertamente más elevada que las anteriormente mencionadas, estas requieren de un mantenimiento especializado, para que su crecimiento no se salga de control y altere el acuario.
La Cacomba Caroliniana, la Lindernia Rotundifonia, las Ludwigias, tanto la arcuata como la glandulosa son claros ejemplos de este género de vegetales que es posible encontrar dentro de los acuarios.